Grupos reducidos o grupos cerrados

Si vemos que vuestras necesidades requieren de algún tipo de agrupamiento especial (grupos reducidos o clases individuales), también tenemos esta opción.

Si, por ejemplo, tenemos un grupo de tres ingenieros que quieren mejorar su nivel de inglés para poder hacer publicaciones en este idioma, sería mejor que trabajasen en un grupo cerrado. Esto les ayudaría a focalizar su atención y a maximizar la utilización de su tiempo.

Pero no sólo se trata de grupos especiales para profesionales, también se puede dar el caso de alguna familia que quiera hacer clase de inglés conjunta. En este caso, es posible que no quieran alumnado “externo” a la familia, ya que quieren que sea una actividad y una experiencia familiar. Lo pueden conseguir a través de los grupos cerrados.

En este caso, el precio también variaría respecto a los “agrupamientos normales”. Os podríamos informar de estos precios en la entrevista personal que tendríamos antes de que os dieseis de alta.